-->
 

Con el nonsense británico como inspiración, en FIL Niños nos pondremos este año de cabeza a fin de mostrar otras formas de mirar el mundo y despertar sentimientos esenciales como el asombro, la diversión, la provocación y la visión desde otros ángulos.

Jugaremos con el absurdo, ese que casi nos lleva al ámbito surrealista resaltando la belleza del lenguaje. Ese que, más que un género, es algo que le pasa al lector: un estado de reflexión detonado por los acontecimientos sin sentido que enfrenta un personaje.

Los niños más pequeños resolverán acertijos con Humpty Dumpty, se entretendrán con la nariz de Luis de Góngora, harán rimas con El Gato en el Sombrero, se reirán con los versos de Luis Pescetti y viajarán hasta el País de Jauja, a donde sólo se puede llegar en tenedor, almohada o tina de baño.

Los no tan pequeños conocerán a los Cronopios, esos seres verdes y húmedos que tienen mucho de niños. Contarán historias con sombras y viajarán a Londres con Mary Poppins. Se darán cuenta de que si abren bien los ojos encontrarán en los rincones a criaturas kafkianas como el Odradek y que pueden inventar historias fabulosas a partir de los objetos. Aprenderán también a generar relatos a través de un espejo.

Y para los que ya saben leer y escribir perfectamente, esto les servirá para crear rimas ocurrentes de la mano de Edward Lear y Lewis Carroll. Con algunas técnicas de ilustración, darán vida a seres fantásticos. Con la tecnología escribirán minificciones que saldrán al ciberespacio. Y aprenderán que por dentro todos somos iguales, aunque con nuestras diferencias nos enfrentemos todos los días a mundos distintos.

FIL Niños será un espacio para jugar a la rayuela y brincar entre jitanjáforas, para sorprenderse con la poesía visual y hacer grabados con los amigos de Mafalda. Una oportunidad para descubrir que la infancia voltea el universo al revés con la fuerza de la imaginación.

 

 





Derechos Reservados © Feria Internacional del Libro de Guadalajara Créditos