Premios y homenajes

Homenaje al Bibliófilo

Responsive image

2002

José Luis Martínez

(México, 1918-2007)

Considerado uno de los mejores críticos literarios y uno de los mejores historiadores mexicanos, José Luis Martínez es una figura ineludible del mundo mexicano de las letras. Cursó la carrera de Letras en la Facultad de Filosofía de esta institución (1938–1943). Su amor por la literatura, que practica desde su labor como poeta, también lo llevó a las aulas: enseñó literatura mexicana en la Escuela Nacional Preparatoria, español superior en la Escuela de Verano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lengua y literatura españolas en la Escuela Normal Superior y en la Universidad Femenina, y crítica literaria (1949–1952 y 1959–1960) y literatura mexicana del siglo XIX en la Facultad de Filosofía y Letras. En 1951 fue maestro huésped de la Facultad de Humanidades de la Universidad de El Salvador.

Fue director del Seminario para la Investigación del Periodismo Literario en el Siglo XIX, en El Colegio de México; presidente del Colegio de Profesores de Literatura de la Facultad de Filosofía y del Pen Club de México; miembro de la Junta de Gobierno de El Colegio de México y vocal de la Comisión Nacional de los Libros de Texto Gratuitos. Es Officier d’Académie de la República Francesa, y miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y correspondiente de la española.

Fue delegado de México ante el IV Congreso Internacional de Catedráticos de Literatura Iberoamericana (La Habana, 1949) y la primera Conferencia Interparlamentaria Americana (Lima, 1959); presidió las delegaciones mexicanas ante la XV Conferencia General de la UNESCO (París, 1968) y la Conferencia Intergubernamental sobre Políticas Culturales (Venecia, 1970). Desempeñó diversos puestos en el sector público, entre ellos, el de secretario de El Colegio Nacional, diputado federal por el VII Distrito de Jalisco, embajador en Perú y en la UNESCO, director general del Instituto Nacional de Bellas Artes, embajador en Grecia, cronista de la Ciudad de México, director general del Fondo de Cultura Económica, miembro vitalicio del Premio Internacional Ollin Yoliztli, director de la Academia Mexicana de la Lengua, fundador de la Cátedra Pedro Henríquez Ureña, en la Universidad de Santo Domingo, y doctor honoris causa por esta institución (1984).

En 1987 fue designado miembro del Consejo de la Crónica de la Ciudad de México. Se le han otorgado los premios Elías Sourasky (1978), Nacional de Literatura y Lingüística (1980), Internacional Alfonso Reyes (1982), de Cultura Hispánica, por el libro Pasajeros de Indias (1982), y la Cruz de Alfonso X (1998). El estado de Jalisco le otorgó la insignia José María Vigil por su labor literaria y editorial.

Su obra publicada comprende, entre muchas otras, el cuaderno de poesía Elegía por Melibea y otros poemas (1940); los ensayos: El concepto de la muerte en la poesía española del siglo XV (1942); Literatura indígena moderna, selección y prólogo (1942); “Las letras patrias. De la época de la Independencia a nuestros días”, en México y la cultura (SEP, 1946); Situación de la literatura mexicana contemporánea (1948); Literatura mexicana: siglo XX. 1910–1949 (1949–1950); Los problemas de nuestra cultura literaria (1953); La emancipación literaria de México (1955); La expresión nacional. Letras mexicanas del siglo XIX (1955); El ensayo mexicano moderno (1958); Agustín Yáñez: Obras escogidas, prólogo (Aguilar, 1973); Manuel Acuña. Obras: poesías, teatro, artículos y cartas, edición y prólogo (Porrúa, 1975); Sierra, Justo. Crítica y artículos literarios, edición y notas (UNAM, 1977); El códice florentino y la historia general de Sahagún (1982); Nezahualcóyotl: vida y obra (1972); El ensayo: siglos XIX y XX de Justo Sierra a Carlos Monsiváis (1985); El libro en Hispanoamérica: origen y desarrollo (1986).