Premios y homenajes

Homenaje al Bibliófilo

Responsive image

2011

Ángel García Lascuráin

(México, 1936)

Nacido en la Ciudad de México en 1936, don Ángel García Lascuráin tiene dos pasiones: los aviones y los libros. Como piloto aviador, durante 37 años voló a distintos países y, además de acumular kilómetros de vuelo, en cada uno de los destinos que visitó encontró motivos para incrementar su gusto por las letras y, por supuesto, su colección de libros.

“Desde niño me gustaba mucho la lectura. En la casa y en la escuela me regañaban porque andaba yo leyendo mis novelitas. De ahí me empezó el amor por los libros. Toda la juventud y toda la vida he tenido esta dichosa enfermedad de la bibliofilia”, comenta García Lascuráin, quien explica que “es una pena ver que se maltraten o se tiren los libros. La bibliofilia consiste en conservarlos: es una pasión, pero también una dedicación”.

Titulado como piloto aviador en 1959, de inmediato ingresó a Aeronaves de México, donde se desempeñó como comandante y asesor, jefe de adiestramiento de pilotos y piloto presidencial. Con este último cargo voló aviones mexicanos a lugares donde nunca había concurrido ninguna aeronave comercial nacional, tales como Moscú,  Siberia, Pekín, Shangai, Tokio y Honolulu, entre otros.

Ángel García Lascuráin fue miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Bibliófilos, que presidió de 2003 a 2005, y donde impulsó la creación de la revista del organismo. También fue miembro del Instituto Toussaint, creado con la intensión de salvaguardar el arte sacro de México,  donde promovió, entre otras cosas, el comercio de libro antiguo.

La carrera de piloto sirvió para incrementar su biblioteca, donde lo mismo hay primeras ediciones de Ernest Hemingway y de Miguel Covarrubias que el Nova Plantarum Animalium et Mineralium Mexicanorum, de Francisco Hernández: “En todos los vuelos tenemos la pernocta, que es quedarse en un lugar a descansar. Mi quehacer era buscar libros en todos lados. En vez de aburrirme como los demás pilotos,  yo me la pasaba en las librerías y las bibliotecas”.