Premios y homenajes

Homenaje al Bibliófilo

Responsive image

2012

María Isabel Grañén Porrúa

(México)

“México debe sentirse orgulloso del  patrimonio documental y bibliográfico que ha heredado”, dice María Isabel Grañén Porrúa. Perteneciente a la cuarta generación de una familia de libreros y editores, será la primera mujer en recibir el Homenaje al Bibliófilo. “Me faltaría una vida, dos o tres, o cien más, para conservar tantísimo patrimonio que tenemos. La tarea es infinita, incansable, pero tenemos que apostarle”, reflexiona.

Doctora en historia del arte por la Universidad Hispalense, Grañén Porrúa es directora, desde 1990, de la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO). Aunque confiesa que su biblioteca particular “es muy pequeña”, Grañén Porrúa señala: “Más que abocar mi vida a coleccionar libros, me he dedicado a salvar bibliotecas en este país, a salvar libros, archivos y documentos”. Como parte de su gestión en la FAHHO, ha logrado adquirir los acervos y bibliotecas de Andrés Henestrosa, John Paddock, Francisco Hernández y Luis Castañeda Guzmán, actualmente abiertos al público.

Grañén Porrúa es también fundadora de la Biblioteca Infantil de Oaxaca BS y directora de la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa, donde, gracias al apoyo del artista Francisco Toledo, organizó y rescató el acervo que ahora resguardan los muros del Ex Convento de Santo Domingo, integrado por libros del siglo XVI, entre ellos nueve incunables y un manuscrito en latín de fray Bartolomé de las Casas. Es también directora de la Asociación ADABI (Apoyo al Desarrollo de Archivos y Bibliotecas en México), por la que fue reconocida con el Premio a la Trayectoria en Investigación Histórica para el Rescate de Fuentes y Documentos Manuel González Ramírez 2010. “Amo profundamente los libros y considero que tienen un poder, más grande que el de los magos, mayor que una espada, más allá de una decisión política. Los libros nos llevan a todos lados”, asegura.