Regresar a índice

 

Responsive image

© Álvaro Hoppe

 

Pía Barros

CHILE

 

 

Mi nombre es Pía Barros, nací en Melipilla en 1956. Estudié la licenciatura en castellano, en la Universidad de Santiago. Desde 1978 me dedico a mi gran pasión: dar talleres literarios.

Actualmente soy directora de Talleres Ergo Sum y de Editorial Asterión. Soy autora de los libros Miedos transitorios (1986), A horcajadas (1990), El tono menor del deseo (1991), Signos bajo la piel (1994), Ropa usada (2000), Lo que ya nos encontró (2001), Los que sobran (2003), Llamadas perdidas (2006), La Grandmother y otros (2007), El lugar del otro (2010) y Las tristes (2015).

Mis obras se encuentran publicadas en nume-rosas antologías y han sido traducidas a múltiples idiomas. Dentro de las distinciones que he recibido se encuentran los Juegos Literarios de la I. Municipalidad de Santiago (1978), el Segundo Premio Televisión Nacional, Altazor (2011) y Lygia Fagundes Telles (2015), otorgado durante las VIII Jornadas de Mulhieres Escritoras de Brasil, entre otros.

He  sido  escritora  en  residencia  en   la   Universidad   de Oregon, y he dictado innumerables seminarios y conferencias para diversas universidades de Estados Unidos. Regularmente asisto a congresos para hablar de temas como literatura y mujer, microficción, feminismo, política y derechos humanos.


Fragmento

Tatuajes 1

Cuidado: con el arrebato del tiempo, toda mariposa se volverá murciélago.

Tatuajes 2

Vio el dragón dibujado sobre la mesa de aquel asiático que se negaba a mirarla a los ojos. “Ojos verdes, mala suerte”, masculló limpiando con un trapo la mesa una y otra vez. Lo fotografió y luego mostró al tatuador la imagen en el celular. “Pero hazlo verde”, dijo, odiando las supersticiones incultas.

La espalda se veía hermosa y en su omóplato izquierdo, el dragón verde echaba chispas rojas a su paso.

La encontraron ayer, boca abajo sobre la alfombra. Algo la había corroído inexplicablemente. Tal vez una quemadura eléctrica interna, se atrevieron a decir los forenses.

En la pared, un dragón verde se aferraba al papel mural.

Tatuajes 3

Jamás te olvidaré, dijo ella.

Jamás lo harás, dijo él, y acercó el cigarrillo a sus pechos.

 



Tomado de:
Barrios, Pía (2015) Las tristes.
Chile: Ediciones Asterión