Prensa

 

Guadalajara, Jalisco, a 04 de septiembre de 2017

“El periodismo es, para mí, igual a la literatura”: Emmanuel Carrère

Transcripción del diálogo de Emmanuel Carrère con los medios de comunicación durante el anuncio del Premio FIL 2017

 

Gustavo Guerrero: Buenos días a todos. Ante todo, quisiera agradecer la presencia del vicerrector, Miguel Ángel Navarro Navarro; también la presencia de la doctora Marina Núñez Bespalova; de la doctora Myriam Vachez Plagnol; del licenciado Raúl Padilla López; del maestro José Carreño Carlón; la licencia Marisol Schulz Manaut; y la doctora Dulce María Zúñiga, hemos trabajado juntos en muchas ocasiones. Estoy rodeado, no solamente de mucha gente a la que admiro, sino también un grupo de muy buenos amigos. Antes de leer el acta quisiera, en nombre de todos los miembros del jurado, expresar mi especial agradecimiento al licenciado Raúl Padilla, al equipo FIL y al equipo del Premio FIL que nos han dado una acogida estupenda y calurosa aquí en Guadalajara –a pesar alguna lluvia- pero hemos estado realmente muy bien tratados. Como siempre esta ciudad se ha convertido para nosotros, fuera México, como un punto de encuentro con Latinoamérica y con las lenguas romances. Hemos trabajado en las mejores condiciones que pueden imaginarse para un premio de esta envergadura, y quisiera subrayar que hemos gozado de la más total independencia y autonomía, tanto en las deliberaciones como en la decisión final. Muchas gracias a Raúl, al grupo de organizadores del Premio FIL y también al equipo de la FIL por estos días estupendos que hemos podido pasar con ustedes. Y ahora, sin más, voy a leer el veredicto:


El día 2 de septiembre de 2017 se reunió en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el jurado calificador de la 27ª edición del Premio FIL del Literatura en Lenguas Romances correspondiendo al año 2017. Este jurado está integrado por Mercedes Monmany, Jerónimo Pizarro, Valerie Miles, Efraín Kristal, Héctor Abad Faciolince, Carmen Muşat y quien les habla, Gustavo Guerrero. Una vez examinadas las numerosas candidaturas que se presentaron, el jurado decidió por unanimidad, tras cuidadosa y extensa deliberación, conceder el galardón a Emmanuel Carrère. Nacido en París el 9 de diciembre de 1957, Emmanuel Carrère es autor de una obra versátil, amplia y transversal que ha obtenido un vasto y entusiasta reconocimiento internacional. Es escritor, guionista, crítico, cineasta y, subrayo esto, periodista. Atraviesa estos distintos territorios creativos con una aparente naturalidad que le ha llevado a erigirse en uno de los autores más leídos e influyentes entre las nuevas generaciones. Moviéndose continuamente entre la ficción y la no ficción, presta atención a la manera en que la historia reciente configura la subjetividad contemporánea y el destino humano.

Es un escritor que practica la circulación multimedia, trabajando además en cine y televisión, pero sin separarse de la gran tradición humanista de occidente. Así, por un lado, es capaz de releer y comentar la Biblia con la erudición que exhibe en un libro como El reino; y por otro, es autor de una celebrada biografía de Philip K. Dick y un es apasionado lector de ciencia ficción y de crónicas periodísticas. Heredero de Montaigne y de Rousseau, lo autobiográfico adquiere en su escritura una dimensión crítica que le permite pintarse sin concesiones y explorar arriesgadamente zonas de sombra de la condición contemporánea.   

                Entre sus numerosas obras cabe destacar Una semana en la nieve (1995), El adversario (2000), Una novela rusa (2007), De vidas ajenas (2009), Limónov (2011), y el ya citado El reino (2014). Firmado y fechado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, a 2 de septiembre de 2017, Mercedes Monmany, Efraín Kristal, Valerie Miles, Héctor Abad Faciolince, Carmen Muşat, Jerónimo Pizarro, y quien les habla, Gustavo Guerrero.

 

Gustavo Guerrero: Buen día, Emmanuel. Te felicito por obtener este premio ¿Cuál es la primera reacción de tu parte de ser Premio FIL de Literatura?

Emmanuel Carrère: Es agradecer y decir que estoy honrado. Agradecer al jurado que me haya agregado a esta lista ya larga de ganadores del Premio, autores que leo y admiro. Así que mi primera reacción es de agradecimiento y honor.

 

Carolina Lopez Hidalgo (IMER): De alguna manera es un autor que ha transitado entre diferentes fronteras. De estas fronteras dónde es donde te sientes más a gusto, o si realmente este juego de ir del guionismo a la novela y además teatro… ¿En dónde es donde estás más a gusto? (antes que nada, felicidades)

EC: Son formas diversas de escritura por las que siento atraído. No hay que reducir la literatura a la novela, en Francia hay una tendencia a pensar que literatura es sólo la novela y para mí, el periodismo es igual de importante, igualmente literario. He trabajado como periodista desde hace 30 años y he permanecido fiel a esta forma de escritura. Me parece que los reportajes o practicar el periodismo, desde este punto de vista literario, es muy importante para mí. Tal vez la diferencia entre una y otra es la extensión, el reportaje suele ser más breve y cuando se convierten estos textos en novela, suelen alargar la extensión. Es el caso de mi novela Limónov que nació como un reportaje y después se convirtió en una novela.

 

Juan Carlos Partida (La Jornada): Emmanuel, siendo usted periodista y hablando en este momento de que los límites entre el periodismo y la literatura son muy vagos o pueden ser fácilmente trasladados de uno a otro. Yo quiero preguntarle qué significa para usted un premio de un país como México, donde la violencia contra los periodistas es cotidiana, donde en lo que va del año han asesinado a cinco periodistas y se han ido acumulando en los años recientes. Esta situación qué le parece, viniendo de un país como México, con esta realidad.

EC: Lamento la situación que existe en México contra los periodistas. En Francia no es similar esta situación, los periodistas no reciben amenazas de muerte, sin embargo, me siento atribulado por esta situación y admiro que, a pesar de estas amenazas, sigan haciendo su trabajo.

 

Jorge Pérez (El Informador): ¿Cómo nació ese interés por los temas rusos, también con una novela rusa y con Limónov? Sus primeros libros fueron ensayos sobre Herzog, un cineasta que se le considera un ensayista en formato cinematográfico, usted cómo se considera ¿un escritor que también hace películas, un cineasta que escribe, un periodista que hace de todo?

EC: Soy de origen ruso por mi madre, ella era una gran especialista en la cultura rusa y yo viví en esa cultura, por lo tanto, admiro a Rusia. He pasado grandes periodos de vacaciones ahí, durante 10 o 15 años y realicé un documental sobre la cultura rusa, y me gusta su gran literatura. Admito que Rusia es un país tan peligroso como México, aunque tengo muchos amigos rusos y por ello sigo frecuentando su cultura. Con respecto a la pregunta de Herzog, fue un libro que escribí cuando tenía 25 años, y pensando en retrospectiva, lo que más me gustó fue esa mezcla entre el documental y la ficción. Herzog es un gran documentalista, con una gran calidad literaria y eso es lo que más admiro de él.

 

José Quintanilla (Brújula Radio Nuevo León): Considerando que usted es un escritor de la soledad, ha sido bastante exitoso en las colaboraciones con Claude Miller y Philip Glass en cine. ¿Considera o está próximo a considerar otras oportunidades de colaboración, aún y pensando que la industria francesa tiene ejecutivos más despiadados que El adversario?

EC: Sí, un escritor hace un trabajo solitario, pero en mi caso, es un placer hacer estos trabajos en colaboración sobre todo en guionismo. En guionismo me gusta trabajar con otras personas, ya no en solitario. En este momento estoy trabajando en un guion con un equipo de más de diez personas y me gusta mucho hacerlo. Espero que pronto puedan ver esta película.

 

Gabriel Gómez (Investigador de la UdeG): Una pregunta, nada más. Mis alumnos tienen la inquietud ¿ya cumplió su condena el personaje de El adversario?

EC: Fue condenado hace 25 años. No ha salido de la cárcel, ahí sigue.

 

Virginia Bautista (Excélsior): Quisiera que nos hablará de esta propuesta de pensamiento monolítico, pensando un poco, obviamente, hacia Trump, que es un poco nuestra realidad más actual. Y también que si ha encontrado algún otro personaje tan peculiar como Limónov.

EC: Pienso que las dos preguntas están ligadas, es decir, Trump-Limónov. No he encontrado un personaje tan novelesco como Limónov y realmente no sé qué hacer con Trump.

 

Alfonso Collignon (Charlando con la cultura): Dos preguntas. La primera, ¿qué es para Emmanuel recibir este premio? ¿Qué le preguntaría el periodista al escritor por recibir este premio?

EC: Desgraciadamente no hablo bien español y mi conocimiento de literatura mexicana está limitado a los grandes autores como Carlos Fuentes, Octavio Paz y también pienso en Roberto Bolaño, quien, a pesar de haber sido chileno, hizo un gran retrato de la Ciudad de México. Estoy pensando en eso, al recibir este premio. En cuanto a la segunda pregunta, me preguntaría si no estoy interesado en conocer cuál es el relevo de esos grandes escritores de la literatura mexicana. Pienso en autores jóvenes como Valeria Luiselli con su libro Historia de mis dientes y Emiliano Monge. Encontré en estos libros problemas contemporáneos de la narrativa y son libros que también tienen algo de periodísticos.

 

Jesus Alejo (Milenio): A lo largo de la historia de la cultura ha habido muchos libros que se nutren de la realidad. En los últimos años se ha dado una gran discusión acerca de términos como literatura de no ficción o periodismo narrativo ¿será que la realidad está superando a cualquier ficción literaria?

EC: Es exactamente lo que acabo de mencionar el periodismo es, para mí, igual a la literatura, y por eso, me dio mucho gusto cuando escuché que se le dio el Premio Nobel a Svetlana Aleksiévich porque la considera una periodista, al igual que una escritora de ficción.

 

 

 

Para más información contacte a:

Mariño González, coordinador general de Prensa y Difusión, al teléfono (52 33) 3810-0331, ext. 950.