Prensa

 

Guadalajara, Jalisco, a 08 de diciembre de 2019

“Esto no es un homenaje, sino un compromiso”: Ofelia Medina

In memoriam de Francisco Toledo fue una celebración al legado del artista oaxaqueño y promotor de las culturas indígenas

 

El público comenzó a ocupar las sillas dispuestas al frente del escenario del Foro FIL de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que ya estaba ataviado con banderillas de papel color azul y mazorcas de maíz. Arriba, se ubicaban en sus puestos los integrantes de la agrupación de música prehispánica Huehuecícatl. Sin previo aviso, desde fuera del recinto, se escucharon las trompetas acercarse: era la Banda Filarmónica de Atempa, Oaxaca, que entró como en procesión, escoltada por los siete poetas invitados y los actores que acudieron a la convocatoria de Ofelia Medina, quien hizo los honores de inaugurar la celebración. Cuando todos tomaron su lugar frente a los asistentes, la banda guardó silencio.

“Francisco Toledo, eras tan humilde”, se dirigió Medina al micrófono, hablándole al artista, que falleció en septiembre de este año, “que tu familia pidió que no hubiera una foto tuya que demostrara vanidad. Esto no es un homenaje, sino un compromiso”, agregó. El compromiso era, continuó, seguir las luchas que Toledo promovió por el maíz, el amaranto, el diseño textil, la vida de los grupos indígenas amenazados en México.

Acompañados por la música de Huehuecícatl (cuyos instrumentos son labrados como está registrado que lo hicieron sus antepasados de la época prehispánica), cada poeta compartió una selección de sus textos, acompañados por los actores Manuel Ojeda, Dolores Heredia u Ofelia Medina, quienes en ocasiones leían las versiones traducidas o las originales bajo la guía de quienes los acompañaban. Varias personas grabaron extractos del espectáculo, que en ocasiones tuvo que lidiar con los ruidos necios de los cláxones de los camiones o una raquítica manifestación en la explanada que se acompañó de mariachi.

Los poetas que leyeron fueron, en orden de aparición: Susy Delgado (uruguaya que leyó en guaraní y en español), Manuel Espinosa Sainos (quien leyó en totonaco y dijo que no duda que “Toledo sigue floreciendo”), Briceida Cuevas Cob (quien compartió poemas en maya), Vicenta María Siosi (colombiana que escribe en wayuu), Francisco Antonio León Cuervo (poeta y narrador mazahua), Mikea Sánchez (quien además de poeta es productora de radio en idioma zoque) y ‘Aitsarika [Angélica] Ortiz (poeta wixárica), quien agradeció a Toledo que su comunidad tenga la semilla del maíz.

Con nubes blancas y un cielo azulísimo que eran proyectados en los monitores del fondo del escenario, la música y las palabras se mezclaron, haciendo que los presentes olvidaran que justo detrás de los muros del foro había una aglomeración de autos y un mariachi que apenas podía escucharse sobre los motores. Pero no así el legado de Toledo, que envolvió todo la presentación final de las actividades del Encuentro de Literaturas en Lenguas Indígenas que se lleva a cabo en la FIL.

 

 

 

Para más información contacte a:

Mariño González, coordinador general de Prensa y Difusión, al teléfono (52 33) 3810-0331, ext. 950.